Adecocir aprovechamiento territorio Navasfrias y comarca

DSCF0283.JPG

Dentro de las acciones de sensibilización promovidas desde la Asociación para el Desarrollo de la Comarca, Adecocir, y encaminadas a la recuperación del territorio, la dehesa va a ocupar un lugar destacado.

A primeros del próximo mes, probablemente coincidiendo con la Feria de Mayo que se organiza desde el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, se va a desarrollar una jornada sobre la dehesa cuyo objetivo es «su puesta en valor, no solo desde la normativa que ofrece la PAC, sino a través de la gestión de la explotación de recursos como el turismo o la apicultura, es decir, un abanico de posibilidades diferentes a las ya existentes», explica una de las técnicos del Grupo de Acción Local, María Ángeles Hernández.

De hecho, los responsables de Adecocir ya han mantenido reuniones con propietarios de la zona para hablar de cómo se podría encauzar el uso turístico de esas dehesas, sobre todo, pensando en la montanera, la época en la que los cerdos están en el campo comiendo la bellota. La intención es que los propietarios de las dehesas busquen opciones complementarias a los usos ya existentes, como los madereros o ganaderos.

El objetivo de Adecocir es crear cauces para que se genere el empleo y durante los pasados meses también se han celebrado otra serie de encuentros en la zona de las Arribes del Águeda, en pueblos como La Bouza, Puerto Seguro o Villar de Ciervo, en los que se busca la recuperación del territorio intentando poner en valor la producción de leche creando una quesería, o través del mantenimiento de olivos o almendros, en muchos casos, ya abandonados.

Tras hablar con la gente que está en el territorio, el siguiente paso es que esas personas vean también las opciones que ofrece la zona y que sepan que si quieren crear un proyecto, Adecocir, a través del programa Leadercal, abre unas líneas para subvencionar distintas iniciativas. En total, en la Comunidad castellano y leonesa existen 44 Grupos de Acción Local y Adecocir recibirá para el periodo 2014-2020 casi tres millones de euros para desarrollar el programa, por lo que su interés está en que ese dinero se materialice en algunos de los proyectos en los que han trabajado previamente.

De momento, habrá que esperar a que se abra la convocatoria para comprobar si ha calado esa semilla que se ha intentado sembrar desde Adecocir y que, según Hernández, «en temas de recuperación de viñedos sí que hemos notado que puede haber alguna iniciativa». En el mes de agosto se organizarán unas nuevas jornadas, más completas, sobre recuperación de estos cultivos ya que hay mucha gente que vive fuera y es propietaria de esos viñedos, olivos y almendros.

En el caso del viñedo, la situación ideal sería crear una bodega pero una idea que cala de manera especial es la de la puesta en valor del aguardiente, un producto muy apreciado en la zona, pero al que se le da una salida totalmente doméstica en la actualidad.

En esa zona de las Arribes del Águeda se encuentran con un «lastre» añadido y es el que supone «no tener comunicación directa con localidades como Ahigal de los Aceiteros o San Felices de los Gallegos, puntos hacia los que se podrían derivar muchos de los productos que se cultivan en la zona, como son las aceitunas», dice Hernández.

Esta situación provoca que la vía más directa de salida tanto para la leche de oveja, las almendras o las aceitunas, sean las zonas más próximas de Portugal.

Siega Verde

Por último, otro apartado que se puede destacar en relación al trabajo del Grupo de Acción Local de la comarca de Ciudad Rodrigo está relacionado directamente con la gestión del yacimiento de arte rupestre de Siega Verde.

Hace escasas fechas se celebraron unas jornadas en el Palacio de los Águila que Hernández califica como «un éxito» ya que, por un lado, sirvieron para generar una «gran riqueza» con la asistencia de 100 personas de España, Francia o Portugal. Por otra parte, esas jornadas lograron abordar la formación de los guías de este tipo de yacimientos, «algo que hasta ahora nunca se había abordado de esta forma».

En lo que al yacimiento de Siega Verde en sí se refiere, el número de visitas ha ido subiendo en los últimos tiempos aunque de manera muy lenta. Los escolares son uno de los grupos de población con los que más se están trabajando.

En estos momentos, nueve personas de las localidades de El Payo, Robleda y Navasfrías, en El Rebollar, se benefician de otro programa mixto promovido por Adecocir y los ayuntamientos de esos municipios y al que han denominado ‘Aprovechamientos forestales en El Rebollar’.

El programa se va a extender durante nueve meses y en palabras de María Ángeles Hernández, «es un éxito con la gente joven». El programa se financia a través de una aportación de la Junta de Castilla y León de casi 75.000 euros y los alumnos participantes están recibiendo formación en el resinado o la recolección de frutos silvestres, hongos o piñones.

El programa utiliza los bienes municipales de la zona, como son los bosques.

Fuente:http://www.elnortedecastilla.es/

 

Puntuación

Commentarios

Deja un comentario