Descartada la presencia de Nematodo

El pasado día 1 de abril la Junta de Castilla y León estableció una cuarentena de 2 años en la explotación de algunas zonas de montes del suroeste de la provincia de Salamanca, iniciándose una labor de control y análisis que hastael momento ha descartado la presencia del nematodo del pino en la zona.

Las muestras de madera, más de 300, procedentes de “pinos que presentan decaimiento” y recogidas en estos tres primeros meses de la cuarentena han sido analizadas en el Centro de Sanidad Forestal de Calabanzos “siendo hasta el momento negativas en cuanto a la presencia de nematodo”, según señalan desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente.

El nematodo del pino  utiliza como transmisor a un insecto coleópteropor lo que la Junta colocó 40 trampas en distintas zonas de los montes demarcados, capturándose en una primera etapa 15 insectos vivos y 9 muertos que “tras el preceptivo análisis se ha determinado que no estaban infectados por el nematodo”.

Esta es una buena noticia para los municipios afectados por la cuarentena —Alberguería de Argañán, Casillas de Flores, El Payo, Peñaparda y Navasfrías— ya que “el establecimiento de la zona demarcada tiene un periodo de vigencia de 2 años, del 1 de abril al 31 de octubre de cada periodo, siempre que no aparezca un positivo”.

La aparición del nematodo provocaría serios daños al sector maderero porque impediría la explotación y salida de madera, así como talas de control.

A continuación, os dejamos un vídeo de nuestro reportero al lado de una de las trampas colocadas.

Un saludo.

Puntuación

Commentarios

Deja un comentario